¡BIENVENIDO!

Bienvenido a mi árbol. Deseo que te sientas a gusto en cada una de estas ramas y disfrutes leyendo como yo al escribir. Aquí encontrarás relatos, poemas, experiencias diversas y frases favoritas de Catalina Buher, mi "alter ego" humano. Eres libre de opinar, comentar, sugerir o criticar, siempre que lo hagas con respeto.


Registrado en Safe Creative
Safe Creative #1110110035355
42ff3a79-771d-38ee-89b1-8f9961693c54

Escoge tu lengua

martes, 21 de abril de 2009

¿Quién teme al lobo feroz?

Acabo de leer en un titular de El Mundo.es  que el lobo deCaperucita,  va a tenerse que buscar un  nuevo empleo, porque ya no da miedo a los niños.   

Aunque los temores infantiles varían, dependiendo de las circunstancias que rodean al niño, hay miedos universales que aparecen desde el primer año de vida.  A los desconocidos, a las tormentas, a la oscuridad o a ciertos animales.  Sin embargo investigadores estadounidenses han averiguado otros temores de niños y adolescentes.

A la cabeza está el miedo a ser secuestrado, seguido por los ataques terroristas, la guerra, los disparos y la muerte.  Los autores de esta investigación, encabezada por Joy Burham, de la Universidad de Alabama, realizaron un análisis de los miedos por edades, siendo el sida, la quinta causa más común de espanto entre los niños de siete a diez años.

Yo recuerdo haber tenido miedo a los cohetes de los fuegos artificiales,  los truenos y las serpientes. Y siguen sin gustarme. También le tenía miedo a la guerra. No había tele en casa, pero era un tema que salía a menudo en las conversaciones de los mayores.  Mi abuelo estuvo en la batalla del Ebro y cerca de la casa donde nací, aún hoy se encuentran vestigios de la Guerra Civil española. Recuerdo haber estado alguna noche, a la escucha por si alguna bomba estallaba cuando algún avión surcaba el cielo . También me asustaba el hombre del saco, que era una forma bastante gráfica de representar la palabra “secuestro”.  El sida no se conocía, pero si  había que abrigarse bien,  para no pillar una pulmonía.  

Los miedos, como los tiempos, también cambian. 

Si queréis leer más sobre el tema: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2009/04/20/psiquiatriainfantil/1240208187.html

25 comentarios:

Sinuhe dijo...

Un artículo interesante. Es curioso ver como cambian con los tiempos los miedos infantiles. En cierto modo, a nosotros muchos de esos miedos nos eran impuestos por los mayores para tenernos controlados, como lo del hombre del saco o el sacamantecas,jeje. Yo a lo que más miedo le tenía era a los Cortes de digestión y aún pasando el tiempo estipulado, me metía en el agua con temor por si me daba un jamacuco, cosa que me ha llegado hasta ya de mayor, pues sigo manteniendo mis dos horas de rigor desde que como hasta que me doy un chapuzón. Que cosas, ainssss...


Un besico gordo

Mari Carmen dijo...

Bueno, a mi lo único que me asustaban, siendo pequeña, eran los ruidos de la casa en la oscuridad, y, por supuesto, las culebras. También me asustaba el tema de los lobos, pero creo que más por los cuentos de miedo que nos contaban los mayores que porque hubiera lobos donde yo he vivido. Igualmente pasa con el tema de las ánimas. Una lo escuchaba a los mayores y le daba un repelús, pero se olvidaba pronto. No dejaban de ser cuentos. Creo que al haber estado en contacto con la naturaleza y en medios suficientemente seguros, no he desarrollado ningún miedo más. Tampoco mi padres o el resto de familia nos asustaron con cosas como el hombre del saco y demás. Estaban ahí, sí, pero a mi me resbalaban un poco :)

Un beso

Korina dijo...

Leyendo tu entrada, Ardilla, me acordé de la primera vez que ví Dracula (y eso que era la versió, que hoy consideraría cutre, en blanco y negro)¡Estuve no sé cuánto tiempo durmiendo con la sábana fuertemente apretada alrededor del cuello para que el susodicho no me mordiese en el cuello y me chupase la sangre!
Por no hablar del ritual de mirar debajo de la cama antes de acostarme o detrás de la cortina del baño antes de hacer pis...
Por suerte, ésos temores ya desaparecieron, pero por supuesto, fueron suplantados por otros de los que no hablo para no aburrirte...jjejeejje...
Besitos sin miedo.

L.N.J. dijo...

Hola Ardilla, muy simpático lo que expones, aunque un tema un poco serio.
Los otros días le preguntaba a una profesora que si los niños de hoy en día eran inocentes, ¿ qué donde estaba esa inocencia de otros tiempos ?. Y ella me respondió , que empezaban a ser adultos demasiado pronto. No hay culpables, pero quizás la sociedad en la que vivimos les haga mostrarse así. No sé, tengo mis dudas.

Un tema interesante, besos, te leo aunque no te responda. Son tantos blogs, que me mareo, de veras, esto hay que tomarselo de forma relajada.

Besos cielo.

mar dijo...

¡Lo que me está costando ponerme al día! Me apenó perderme los sábados de Mercedes pero estoy intentando leerlos todos porque están de miedo.
Alguna vez había pensado en todo lo que cambian los tiempos, es verdad que los temores infantiles también han cambiado, yo todavía recuerdo cuando con cinco o seis años me llevaron mis tíos a la playa y mi tío me contó el cuento de caperucita para entretenerme hasta la hora del baño, lo hizo con tanto énfasis que cuando llegó a la parte en que el lobo tenia la boca tan grande para comerme mejor yo salí corriendo por la playa para que él no me alcanzase, y eso a pesar de conocer el cuento perfectamente ¡que inocentes éramos!
Un beso de Mar

milagros dijo...

A mí me impactó mucho una película en blanco y negro del Hombre Lobo. Hubo una escena que se miraba al espejo e iba transformándose, todavia la recuerdo como algo horrible (yo era muy pequeña cuando lo ví).
Ahora los padres tenemos más conciencia que antiguamente para evitar que nuestros pequeños vean según que escenas violentas,que puedan herir su sensibilidad, impactantes, ¿no?
De todos modos creo que los miedos infantiles tambien tienen mucho que ver con el ambiente en el que crecen, las circunstancias.

Any dijo...

A los chicos de ahora no los asustás con lobos, cucos y viejos de la bolsa (a propósito, que será el sacamantecas que mencionó Sinuhe??)
A mi me asustaban las tormentas y siguen no gustándome hasta hoy. De chica le tenia miedo a las gitanas que vivían en mi calle, se vestían muy llamativas y hablaban a los gritos en un idioma que yo no entendía. No sé que fantasía me hice con eso, pero cuando las veía, corría para mi casa.
besos Ardilla

Mª JOSE. dijo...

¿QUIEN TEME AL LOBO FEROZ AL LOBO,AL LOBO ?¿QUIEN TEME AL LOBO FEROZ ,AL LOBO FEROZZZZZZZZZZZ.
MI QUERIDA ARDI..EN ESTA SOCIEDAD TAN VIOLENTA Y CODICIOSA.LOS MIEDOS VAN CAMBIANDO,AUNQUE A MI HIJO LE SIGUEN ATERRORIZANDO LOS COHETES,LOS PERROS Y LOS RUIDOS FUERTES...ESPERO QUE NO TENGA QUE TEMER A ACTOS TERRORISTAS Y DEMAS VIOLENCIAS.
BESOS REINA.
MJ

Ardilla Roja dijo...

Muchas gracias guap@s, con vosotr@s, da gusto.

Vuestros comentarios son todos muy interesantes.

Un abrazo darlings

Maat dijo...

Hola Ardilla: Importante el tema que nos has traido hoy.

He coincidido con bastantes miedos de los amigos/as que ya han dejado sus comentarios por aquí.

Recuerdo que viví "obsesionada" muchos años por un hombre que daba a las niñas el caramelo de "vente conmigo". Jamás me lo encontré. Jamás escuché que se lo hubiese dado a ninguna niña conocida. Pero cuando mi madre me advertía...

Un abrazo Ardilla. ¡Qué bien se debe vivir en el bosque!

Maat

Lujo dijo...

Hola Hola Ardilla,
No me había planteado lo que has comentado. Cuando he leído el artículo en el Diario me que quedado O.O.
Una amiga me explicó hace un tiempo que temía por una oleada de secuentros que había en su país a niños. Esto me inquietó....
Parece que los tiempos cambian.
Abrazotes enormes!!

Abi E. dijo...

Hola Ardi, yo tambien habia oido esta noticia del lobo feroz de Caperucita, pero que se le va a hacer.
Miedo, lo que se dice miedo, ahora mismo me pillas pero tendria que pensar mucho, para ver a que tengo miedo, quizá a perder mi familia, eso si me daria miedo.
Los truenos y relampagos son como los fuegos artificiales, pero al natural, no solo no me dan miedo, es que me encantan. Cuando hay tormenta siempre termino en la ventana, para ver las descargas eléctricas y sentir los truenos. Que bicho mas raro que soy.
Un beso

megg dijo...

muy interesante yo siempre suelo decir que lo mejor es no hacerles miedo a los crios que ya llega solo ..

yo de pequeña me daba miedo los truenos y los relampagos
y ahora que no me lee nadie todavia me dan algo de yuyu ..
besazos mil

Celia dijo...

Hola Ardilla. Los miedos son innatos al ser humano, tal vez por reminiscencias de otras experiencias anteriores a esta, pienso.
El pobre lobo de caperucita, ya está para jubilar, el pobre.
Mi miero era y es a las serpientes. Pero me daba terror también las tormentas y aún hoy, dependiendo del lugar en el que esté , siento lo mismo.
Una buena narración la tuya.
Un beso

tag dijo...

Es verdad, los miedos cambian, pero siempre hay algo que tememos.
Yo no he sido muy miedosa, pero siempre me ha parecido fatal que se asuste a los niños. Es cruel.

Tambien te queria decir que he estado media hora viendo pasar todos los premios que tienes, y como me han dado uno que milagrosamente aun no tenias, te lo voy a ofrecer.
Eso si, hay que cumplir con un requisito que para ti es ná.
Un besito

P.D. Aun lo voy a poner, es que te lo he dicho antes a ti, porque como eres tan super-rapida, no queria que me pasara lo de la otra vez

tag dijo...

No es un poema Ardillita, es lo que quieras, un cuento, un relato, una canción.
Yo he escrito un chiste.
¿No lo has leido? Que raro.... me parece a mi que hoy vas un poco acelerada.
Pues mañana te invito a comer en mi blog, porque es mi cumple.
Que lo sepas

Annick dijo...

Mi hija estubo muchos años con terrores nocturnos y no sabiamos a que se debia , hasta que nos enteramos que en casa de los abuelos habia visto la pelicula de King Kong .
Hay que tener mucho cuidado con lo que ven los niños en la Tv , le pueden marcar de por vida.

Saludos desde Malaga.

MiLaGroS dijo...

Lo del hombre del saco me ha traído recuerdos de la infancia.
Yo soy muy miedosa porque mi madre me metíamuchosmiedos. pero ami madre le tocó vivir de pequeñita laguerra civil y´pasaron miedo y el miedo se hereda. Pero yo intento no dejar esa herencia. Bastante tengo yo ya con sufrirlos. un beso. milagros

SILVIA dijo...

Y SI TODO CAMBIA ARDILLA¡¡¡
CUANDO ERA CHICA ME ASUSTABAN CONEL HOMBRE DE LA BOLSA JAJAJ AY LE TENIA UN MIEDO ¡¡¡¡
SILE DIGO ESO A MI HIJA, ENCIMA ME PREGUNTA,Y QUE LLEVA EN LA BOLSA???
CAMBIA TODOCAMBIA, DIRIA LA NEGRA SOSA¡¡¡
BESOTEEEEE¡¡

Neogeminis dijo...

Cada sociedad tiene sus propios monstruos, y en la nuestra los seres humanos somos los más temidos, con nuestras propias miserias, vicios y violencia. Cómo esperar que un simple lobo atemorice cunado se vive rodeado de malvados reales mucho más crueles y encima, muy bien publicitados.

En todo caso,tampoco eran muy constructivos aquellos cuentos! jejee

J.E. Alamo dijo...

Los miedos cambian, eso es cierto, lo lamentable es que en una sociedad en la que se supone que "avanzamos", deberían ser menores... Sólo hay que a nuestro alrededor para ver que no es así.

La Bichejo dijo...

Yo tengo que reconocer que soy una miedica,pero de las de antes,de las del coco y tó eso ;).
Besazo Ardilla.

Alparcero dijo...

Hay que ver que bien cuentas las cosas.

Tienes muchísima razón. Además, el lobo es una especie protegida, y los niños los ven en los zoológicos como animales domesticables.

En el futuro, los niños es posible que tengan miedo o les asuste, la crisis, la recesión, o el desempleo de sus padres.

Un beso muy fuerte.

Ardilla Roja dijo...

Muchas gracias guapas y guapos. Me encanta veros por aquí. Disculpadme si me veis poco por vuestros blogs, pero es que quien mucho quiere abarcar, poco puede.

Alparcero, corazón, es un placer que me visites. Últimamente eres como el agua. Un bien muy escaso ;)

Un abrazo a tod@s

pepe dijo...

Hola Ardilla:
El causante de mis terrores infantiles era el hombre del saco.
No sé si el sacamantecas era el mismo pero si recuerdo que incluso a veces si iba sólo por la calle y venía a mi encuentro una persona que yo veía como extraña, aceleraba el paso y me cambiaba de acera.
Un abrazo.
Pepe.

Salvar los bosques, es salvar el clima

Combate la deforestación. Ayuda a Greenpeace

Home (Casa) - una película de Yann Arthus-Bertrand

Aprovechando la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio del 2009 se estrenó el largometraje documental “Home”, una producción que se filmó durante año y medio en 54 países, y que muestra imágenes aéreas de la degradación de la Tierra a causa de la actuación humana sobre el planeta.

Pincha la imagen para ver el vídeo

Planeta Tierra, Siempre

Tal vez ya lo conozcas, pero si no, emplea unos minutos en ver esta maravilla de video, de The Secret Tv. Tendrás la sensación de volar y entenderás por qué es posible que seres de otros mundos visiten nuestro planeta. ¿Acaso no es el mejor sitio para vivir?


Indígenas Aislados

Vídeo narrado por Ana Belén y Oscar Jaenada.

Si quieres apoyar a los pueblos indígenas, colaborar, o ayudarles de algún modo a mantener sus territorios, entra en: Survival International