¡BIENVENIDO!

Bienvenido a mi árbol. Deseo que te sientas a gusto en cada una de estas ramas y disfrutes leyendo como yo al escribir. Aquí encontrarás relatos, poemas, experiencias diversas y frases favoritas de Catalina Buher, mi "alter ego" humano. Eres libre de opinar, comentar, sugerir o criticar, siempre que lo hagas con respeto.


Registrado en Safe Creative
Safe Creative #1110110035355
42ff3a79-771d-38ee-89b1-8f9961693c54

Escoge tu lengua

sábado, 9 de octubre de 2010

La historia de Raquel - De cómo creemos conocer a las personas y darnos cuenta de estar equivocados.

Hola amigos:

Cuando los ánimos aflojan vuestras palabras son apoyos de lujo, me permiten tomar aire, reflexionar y fijar de nuevo el rumbo. El oleaje al que me enfrento es fuerte; pero pasará, siempre pasa.

A mis compañeros/as de los jueves les debo el texto sobre las mentiras; esos aderezos que conlleva la vida humana y que tan poco me gustan. Como las deudas se pagan, en los ratos que mis vértebras lumbares me han otorgado descanso he volcado sobre unos folios La historia de Raquel; como todas las que escribo consta de verdades, algunos engaños y bastante fantasía. La he separado en capítulos porque es un poco larga.  Espero que os guste.


-1- De cómo creemos conocer a las personas y darnos cuenta de estar equivocados.


Raquel es mi mejor amiga. Siempre nos hemos apoyado la una en la otra, la he visto subir al cielo colgada de una nube, hundirse bajo mis pies, rebotar en el fondo de un abismo y recuperarse con la sonrisa puesta como si nada hubiese ocurrido. Además de ser mi amiga, es mi heroína y esta es su historia.  

Raquel tenía novio desde que acabó en el instituto; pero un compañero de trabajo llamado Andrés le hacía más que tilín desde el primer día. Era delgado, de estatura media, rubio, ojos azules y una sonrisa, que a sus veintidós años recién cumplidos a ella se le antojaba de lo más divina. No le importaba retrasar su salida del trabajo; verlo ir y venir por los pasillos de la oficina era estímulo suficiente para cualquier hora extra.

Sucedió que (por motivos que no contaré) a finales de otoño discutió con su novio y rompieron de manera irremediable. Teresa, otra compañera, estaba al corriente de sus fantasías y visto el transcurrir de los acontecimientos Andrés también; el caso es que su colega era una auténtica alcahueta y organizó una cena en grupo para ver si lograba emparejarlos. No fue difícil, Andrés se llevó su número de teléfono anotado en un pañuelo de papel y la llamó al día siguiente para ir al cine. Quedaron más veces y en cada cita se mostraba más encantador, más divertido, más tierno, más generoso... Según Raquel encarnaba al hombre perfecto.

Pasaron las semanas y el cosquilleo del entusiasmo no la permitía bajar de aquella nube de algodón dulce. Para Año Nuevo el chico la invitó a comer en la casa de una de sus hermanas y claro, una cosa es el tonteo y otra muy distinta conocer a la familia, su relación adquiría tintes serios y requería reflexión. Conversamos sobre el asunto y concluímos que no era "peligroso", a fin de cuentas la reunión sería en la casa de una hermana, no en la de sus padres.

Elisa, la hermana de Andrés, recibió a mi amiga igual que los campos a la lluvia tras una larga sequía:
—¡Por fin! ¡Qué ganas tenía de conocerte! Andrés nos ha hablado tanto de ti...

Raquel estaba con el chico que le gustaba y su hermana la recibió con tanto agrado que la emoción la abrumó. No era posible estar más contenta, ni tampoco  más enamorada;  me contó que al salir de nuevo a la calle se sintió acariciada por la suavidad de invisibles pétalos de rosa.  Reconozco que estuvo bastante ñoña en aquellos días; pero es mi amiga y cuando es feliz me alegro mucho.

Aquella noche se fue a dormir pisando algodones, respirando confianza, rebosante de optimismo... sin embargo su ilusión se truncó de cuajo cuando Andrés la llamó por la mañana para comunicarle que lo sentía mucho, que tenía “unos temas pendientes”, que estaría muy ocupado y en un tiempo indeterminado no se verían. Sin mas explicaciones colgó el teléfono. Ella tampoco se las pidió; quedó inmóvil, sin reflejos, sin entender una sola palabra...

(continuará...)

21 comentarios:

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Ardillita que no nos falten tus historias, como esta.

Guapo, ojos azules, jovencito, bellooo, un sueño. Comprendo a Raquel, levantó un casitillo de arena y vino la mar, la ola, la cosa dicha realidad o la EQUIVOCACIÓN... Sin embargo creo en los castillos bien levantados, a veces aguantan hasta mareas altas, por muy altas que sean.
Las personas ¿de qué estamos hechas? nunca nos conoceremos lo bastante como para responder al cien por cien.

No nos dejes asi...Ardillita.

tag dijo...

Pues a mi no se me ha hecho largo, al contrario, me he quedado aquí, esperando a ver esos "temas pendientes"
Y no me voy, me he traido la sillita y a esperar el siguiente capitulo. No tardes mucho, porfavor

Besitos

Lujo dijo...

Ardillita, ¡¡me has dejado a medias!

Perdona, entre sin saludar: ¡¡¡Holaaa!!!

Me encanta el inicio de esta historia.♥ ¿Andrés será un pendón desorejao? ;P .....Ummmmm, me quedo por aquí sentadita hasta la siguiente entrega.
Abrazotes enormes!!
Buen finde!!

Maat dijo...

Hola, Cati.

Deseo con todas mis fuerzas que esas vértebras lumbares te dejen ya de una vez tranquila; primero, para que no padezcas dolores y, segundo, para que nos concluyas la historia de Raquel que ya es un poco nuestra.

Un placer leerte...

Maat

Neogeminis dijo...

uyyyyyyyyyy qué mala espina me da esto! huelo a hermana metida que pone palos en la rueda mientras hipócritamente aparenta lo contrario!...ya nos contarás como sigue la historia!

un abrazo.

Cardenal Farenas dijo...

Guapo, ojos azules, jovencito, bellooo, un sueño. Comprendo que... alguien va a tener que confesarse pronto. Así que estaré pendiente, detrás de la puerta para esperar a esos "alguien".

Ardillita, pronto te llamaremos, queremos oirte y decirte que te queremos mucho.

Bendiciones en capítulos

Luis G. dijo...

Tu relato, amiga Ardi, me ha enganchado. Espero impaciente ese final.... que seguro llevará impreso el sello de la reflexión ante los sueños....

Besos,

Luis.

tag dijo...

Ardillita

En el blog de Maria Jose Moreno te he dejado un "regalito"

Un besito

Mercedes Ridocci dijo...

Nos mantendremos a la espera de como se suceden los acontecimientos.

maria jose moreno dijo...

Me ha atrapado esta historia y quiero más. Seguiré estas peripecias que no me dan un buen tufillo. Creo que hay tragedia de por medio. ¿Ves? Cada uno proyecta lo que quiere.
Espero ansiosa la continuación.
Un besazo y mejorate.

Abi E. dijo...

Hola Ardilla, me has dejado en ascuas.
Estare inquieto hasta saber como continua la historia de Raquel y ¿Andrés, que esconde? que forma mas drástica de dejar intrigada a su Raquel.

Ya me he pueto el Lotttite en el trasero con la silla para no despegarme de aquí.

Un besazo
el lio de Abi

Sandra S. dijo...

Ups!! Tenía una familia oculta? Trabajaba para el FBI y se tuvo que ir a una mision secreta? Le estaba preparando una sorpresa? Y?? Cuando continúa???

Un abrazo intrigante!!!

Ardilla Roja dijo...

Ohhh! qué lujo de visitas.

Vuestras palabras son muy estimulantes, muchas gracias a todos.

Me alegra que os guste la historia de Raquel, a la segunda parte le falta un poquito de cocción; pero en dos o tres días (si todo va bien) la leeréis.

Abrazos.

javier dijo...

yo me apunto a la impaciente espera
la historia es muy convincente, sigue... te esperamos
un beso

Nothing dijo...

Ardilla, imagino que la historia de Raquel podría ser y será la historia de mucha gente. Gente que se lleva decepciones de otra gente... Aún así, yo soy de la filosofía de "esperar siempre lo mejor, sin dejar de estar preparada para lo peor". Tener una actitud positiva hacia todo en general, y con la gente en particular es mejor que desconfiar sistemáticamente. Aunque, claro sin despegar los pies del suelo, o no demasiado, no nos vayamos a dar un leñazo jajaja
Estoy segura de que la historia de Raquel, nos sorprenderá. A mi ya me ha enganchado, un placer leerte.
Muchos besosss
¡Y ya estoy por aquí! ;)

Mar dijo...

Ardillita:
¡qué bien tenerte por aquí otravez! Me gustan tus historias, sencillas y tan reales como la vida misma. Vuelve pronto con la continuación, por favor.
Un beso saltarín para atraparte.

Susana dijo...

¿Continuará? ¿Cómo que continuará? Eres malvada, Ardi, por dejarnos con la intriga! Bueno... tendré un poquito de paciencia que, la verdad, no es mi mejor virtud. Jejjeje.

Un abrazo.

Primavera dijo...

No voy a decir lo que pienso de lo que imagino porque empiezo sola a divagar y lleno esta pagina con mi comentario tan extenso...prefiero esperar la continuacion pero creo que hay rollo del malo de por medio...a que si?
Primavera

izara dijo...

Ya seguiré la historia cuando continúe, hoy sólo quiero enviarte:
un colchón de hojas de jaras,
unas ramas de colores,
un viento nuevo de otoño,
un sol vestido de flores,
un deseo de que pronto,
todo, todo se mejore.

Y un abrazo fuerte, fuerte.

Anónimo dijo...

y ahora qué, ardillita? yo que habia hecho palomitas para ver tu relato, digo ver porque tienes una forma de escribir, que mas que leer se ve,no tardes en continuar que se me enfrian las palomitas.
Un Beso

Trasto

Ardilla Roja dijo...

Que generosos sois conmigo, a veces me abrumais con vuestras palabras, en serio. Muchas gracias a todos/as y esta ocasión de manera especial a Izara que siempre deja bajo las ramas esos pequeños tesoros en forma de versos, es un placer recibirlos.

Además, quiero dar la bienvnida al "arbol de Ardilla Roja" a esos dos viajeros, llegados de tierras tan lejanas a la Blogosfera, Nothing y Trasto. Espero que volváis a menudo.

Abrazos a todos

Salvar los bosques, es salvar el clima

Combate la deforestación. Ayuda a Greenpeace

Home (Casa) - una película de Yann Arthus-Bertrand

Aprovechando la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio del 2009 se estrenó el largometraje documental “Home”, una producción que se filmó durante año y medio en 54 países, y que muestra imágenes aéreas de la degradación de la Tierra a causa de la actuación humana sobre el planeta.

Pincha la imagen para ver el vídeo

Planeta Tierra, Siempre

Tal vez ya lo conozcas, pero si no, emplea unos minutos en ver esta maravilla de video, de The Secret Tv. Tendrás la sensación de volar y entenderás por qué es posible que seres de otros mundos visiten nuestro planeta. ¿Acaso no es el mejor sitio para vivir?


Indígenas Aislados

Vídeo narrado por Ana Belén y Oscar Jaenada.

Si quieres apoyar a los pueblos indígenas, colaborar, o ayudarles de algún modo a mantener sus territorios, entra en: Survival International