¡BIENVENIDO!

Bienvenido a mi árbol. Deseo que te sientas a gusto en cada una de estas ramas y disfrutes leyendo como yo al escribir. Aquí encontrarás relatos, poemas, experiencias diversas y frases favoritas de Catalina Buher, mi "alter ego" humano. Eres libre de opinar, comentar, sugerir o criticar, siempre que lo hagas con respeto.


Registrado en Safe Creative
Safe Creative #1110110035355
42ff3a79-771d-38ee-89b1-8f9961693c54

Escoge tu lengua

viernes, 3 de septiembre de 2010

Homenaje a los Sábados Literarios de Mercedes - "Mordiendo el lápiz" - "Final de la historia"

La consigna dada por Mercedes, a quien mando un abrazo muy fuerte desde aquí, era escribir el final de una historia que empezó ella misma.  Puse tanto interés en este reto que publiqué el escrito una semana antes de tiempo, menos mal que me avisaron y lo reprogramé. 


Este es el último párrafo del texto de Mercedes: 
"En el banquillo, los dos ´Romeos´. La suerte estaba echada.
Miré a ´la locura´; luego, a mi alma gemela. Volví a mirar a uno... al otro...; segundos densos en los que nos jugamos toda una vida (a los quince años).
Elegí ´la locura´.

...Prudencio (el que decía mi amiga que era mi alma gemela) no volvió por el barrio; ni me esperó más a la salida del colegio. Tampoco pude conservar el anillo que me regaló. ´La locura´ dijo que tenía que tirarlo a la basura; y como antes no había contenedores, lo saqué del dedo y lo lancé a los jardines del paseo.
Aquella noche, recuerdo que lloré."

Final de la historia narrado por la amiga de la protagonista:

Ese hecho cambió la vida de Dulce. El despecho, la juventud y los malos  consejos de ‘La locura’ la indujeron a escaparse de casa con aquel chico que ni siquiera le gustaba. A mi no me seducía la idea, aún así, como es mi mejor amiga  la ayudé. No fue difícil, convinieron en encontrarse a la salida del colegio, en el kiosco. Distraje al resto de compañeras mientras ella se quedaba comprando una goma de borrar y en cuanto doblamos la esquina de la calle, aprovecharon para correr hasta la estación. Con lo puesto, sin apenas dinero y cargados de ilusión e ingenuidad subieron al primer tren.  Respirando libertad se sintieron dueños del mundo; sin embargo al oscurecer el sentimiento de culpa y la inseguridad se adueñaron de mi amiga. No tengas miedo, princesa. Buscaré trabajo y cuidaré de ti dijo él muy seguro y optimista. Ella le creyó.

Para cenar se repartieron un bocadillo de queso y una coca-cola que él compró en un bar. A los quince años esos detalles importaban poco, incluso parecían románticos. Se dispusieron a pasar su primera noche tumbados en la rígida madera de un banco de la estación; juntos, abrazados, como novios...  La aventura amorosa no duró mucho, sus padres dieron parte a La Guardia Civil y los encontraron a las pocas horas. Al día siguiente todo el barrio hablaba de lo mismo, nadie esparaba que Dulce, una niña educada en un colegio de monjas, se fugase y pusiera el nombre de su familia en boca de todos.  Para silenciar habladurías los padres aplicaron una solución muy usada en esos años; orquestaron una boda rápida y de ese modo quedó el tema resuelto. Así es como mi amiga se vio casada con sólo quince años. ‘La locura’ se transformó poco a poco en obsesión; su flamante marido pasó de paladín a carcelero y con más sombras que luces discurrió su vida común, por suerte hace seis años tuvo a bien dejarla viuda. No tuvieron hijos. 

De Prudencio no supe nada hasta el domingo pasado. Dulce me contó que lo encontró en el mercado, estaba retorciendo alambres en un puesto de esos de artesanía en el que venden collares, pendientes y toda suerte de abalorios. Al principio no lo reconoció, todos hemos cambiado mucho; fue al ver en su dedo meñique una sortija como la que ella tiró en los jardines cuando lo supo. Entonces le habló de aquella tarde jugando a la pelota, de su anillo, de ‘La locura’... Él le explicó por qué no regresó por el barrio y es curioso, los años pasan, la piel se arruga; pero ciertas emociones nunca cambian. Quedaron en verse de nuevo. Yo sabía que eran almas gemelas.

* * * *
Podéis leer más finales para esta historia u otras de los quince años en "La plaza del Diamante"  donde Alfredo nos guía en este recorrido literario.


14 comentarios:

Luis G. dijo...

Me alegra mucho que hayas disfrutado de tus vacaciones, amiga Ardi. Y retornas con animos y entusiasmo. Me alegra enormemente.

Besos,

Luis.

gustavo dijo...

ardilla...
jajaj
pido perdon por este mi comentario...jaja..
mira, alfredo me comentaba asi mi sabado de mercedes:
Querido Gus:
Si, ya se que tu eres así, ácrata donde los haya, espontáneo como un niño, libre como el viento e inquieto como el muelle de un somier... pero, ¡¡JODER!! que estamos a 24 y el relato es para el 4 del mes que viene.

jajjaj....
sin palabrass
mi besossss

Ardilla Roja dijo...

ups!! jajajajaja

alfredo dijo...

Ardi, gracias por el paseo.

Una conclusión habitual, teniendo en cuenta lo dispersos que resultamos a los 15 años.
Un sueño, que su momento más excelso fue compartir un banco de la estación.

Y unos padres... que ¡ya les vale!

Besos

CAS dijo...

Me quedo contenta con ese encuentro final. Es romántico, porque a pesar de los años....seguimos siendo los mismos capaces de cometer esas locuras de los 15. Me gustó volver a leerte y homenajear a Mercedes con este paseo.
Un beso

CAS dijo...

...además me gustó que fuera otro punto de vista, el de la amiga. La visión se vuelve más completa...

jgbarber dijo...

Bonito final. Saludos Ardilla,

rosa_desastre dijo...

Despues de tantos avatares, "tuvo a bien dejarla viuda" jajajaja
Eres genial... ya me veo yo al hippie fabricando anillos de hojalata para otras historias.
Un besoteeee

Tésalo dijo...

En verdad, que algún impulso muy intenso me ha llevado en estos días a haberme imaginado un camino nuevo y de ventura.
Incluso a mi edad, cuando ya no habré cumplido aquellos dieciséis.
El riesgo en nustras aventuras, sin embargo siempre existe.

Tésalo.

Ardilla Roja dijo...

Gracias a todos por vuestra visita y comentarios.

A los quince años la inexperiencia nos impulsa a cometer errores. Con los años todo es más pausado; aunque yo creo que esas cosquillas tontas provocadas por quien te atrae, no se pierden nunca.

Abrazos.

PD- creo que las entradas de mi blog no se actualizan (no sé el motivo) por eso en muchos blogs sigue apareciendo la entrada de hace una semana. Estoy pendiente de a ver qué me solventan en el foro de Ayuda.

Mar dijo...

Por fin a alguien se le ocurre un final que, aunque no final del todo, deja una puerta abierta a la felicidad; un final optimista.
Yo también había escrito un final pero como Mercedes lo canceló... No sabía que habías decidado tirar con esto para adelante.
Me alegro; es un buen homenaje, buenísimo para ella.
El final que se me ocurrió a mí era durísimo. Cien veces mejor este.
Un beso y feliz rentrée (¿dos "e"?)

maria jose moreno dijo...

Uy!!! te encontré este relato por casualidad cuando he entrado a ver esos dibujos tan lindos para los peques. El otro dia cuando entre en el blog de Alfredo no te vi y ahora me alegro de esta casualidad porque que me ha encantado tu continuación-final. Las alamas gemelas se llaman asi por algo, y la amiga lo sabía.
Mr alegro de que estemos de nuevo por aqui.
Un beso

maria jose moreno dijo...

No te vi porque etara en las nubes, porque tu nombre aparecia alli....¡que mal!
Perdona
Besitos

anjali dijo...

Me ha gustado el final, y te diré, que en la vida real también ocurren cosas así aunque parezca extraño. Yo conozco un caso, distinto, pero semejante.
Besitos.

Salvar los bosques, es salvar el clima

Combate la deforestación. Ayuda a Greenpeace

Home (Casa) - una película de Yann Arthus-Bertrand

Aprovechando la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio del 2009 se estrenó el largometraje documental “Home”, una producción que se filmó durante año y medio en 54 países, y que muestra imágenes aéreas de la degradación de la Tierra a causa de la actuación humana sobre el planeta.

Pincha la imagen para ver el vídeo

Planeta Tierra, Siempre

Tal vez ya lo conozcas, pero si no, emplea unos minutos en ver esta maravilla de video, de The Secret Tv. Tendrás la sensación de volar y entenderás por qué es posible que seres de otros mundos visiten nuestro planeta. ¿Acaso no es el mejor sitio para vivir?


Indígenas Aislados

Vídeo narrado por Ana Belén y Oscar Jaenada.

Si quieres apoyar a los pueblos indígenas, colaborar, o ayudarles de algún modo a mantener sus territorios, entra en: Survival International