¡BIENVENIDO!

Bienvenido a mi árbol. Deseo que te sientas a gusto en cada una de estas ramas y disfrutes leyendo como yo al escribir. Aquí encontrarás relatos, poemas, experiencias diversas y frases favoritas de Catalina Buher, mi "alter ego" humano. Eres libre de opinar, comentar, sugerir o criticar, siempre que lo hagas con respeto.


Registrado en Safe Creative
Safe Creative #1110110035355
42ff3a79-771d-38ee-89b1-8f9961693c54

Escoge tu lengua

sábado, 14 de febrero de 2009

Nube Rosa - para Sábados Literarios

"Sábados literarios"

Hola amigos:

Los que venís habitualmente, podéis pasar directamente al relato, y los que habéis llegado aquí  desde PASEOS POR EL ALAMBRE, os cuento.

Este relato lo escribí hace un tiempo, pero creo que se adapta bien a "La vida de las cosas", lo que ocurre, es que es bastante más largo de las veinte líneas que propuso Mercedes. Las tres entradas anteriores también son aptas. La más inmediata está dedicada al amor y las otras a la vida de las cosas. En fin, que si os parece largo y preferís comentar alguno de los otros, vosotros mismos.  Como si no queréis comentar ninguno jajaja  Lo dejo a vuestra elección.   Como fuere,  gracias por haber venido.


Nube Rosa



Me llamo Bris. No recuerdo cuándo, ni cómo vine a este mundo y tampoco sé quienes son mis padres, pero no olvidaré nunca la primera vez que la vi. Tenía los ojos cerrados y sonreía. Acababan de darle un biberón cuando la pusieron junto a mí y su olor a leche, a ternura extrema… su frágil aspecto de nube rosa, me dio una serenidad y una paz que no sé describir.
Al principio ni me miraba, pero con el tiempo se acostumbró a dormir con su nariz pegada a la mía. A veces me agarraba con sus tiernas manos y frotaba mi cuerpo contra su cara, otras chupeteaba y lamía mis orejas con placer.
Cuando empezó a gatear y a descubrir el mundo, me llevaba siempre con ella. Unas veces preso entre sus dientes, otras arrastrándome por el suelo. Mas adelante, me daba baños en el bidé y me dejaba olvidado en cualquier parte… ¡había tantas cosas que captaban su atención!
En el verano de su tercer año de vida aprendió a pedalear. Ese fue el mejor de todos. Me metía en la cesta de su triciclo y me daba largos paseos alrededor de la casa. Se enfadaba mucho y protestaba cuando tenía que bajarse para ir a comer y a veces lloraba, pero se consolaba conmigo apretándome con sus brazos de niña contra su pecho. Nunca después me he vuelto a sentir tan bien.
Su primer día de colegio fue muy triste. Al despedirme de ella, lloró con tal desconsuelo, que me llenó todo el cuerpo de mocos y babas. Yo le decía que la esperaría en casa, pero no quería creerme. No podía reprochárselo; ese día le fallamos todos…. sus padres, sus hermanos y yo mismo al no quedarme con ella. Pero en el colegio hizo nuevos amigos y yo empecé a pasar cada vez más tiempo solo.
Un día, me dieron un lavado a fondo, y después de secarme al sol colgado por las orejas, me metieron en una bolsita de plástico, y me acostaron dentro de una caja de zapatos. Ha llegado el momento de hibernar, pensé… todos los osos hibernan, de modo que allí me quedé, en la oscuridad del altillo del armario, esperando el momento adecuado para volver a salir.
Hoy he vuelto a verla. Como quien destapa un frágil tesoro, me ha despojado del plástico que me envolvía y me ha acercado a su nariz… Ella ya no huele a leche. Está muy distinta pero puedo reconocer todavía a la preciosa niña que fue y sigue siendo un placer, poder estar pegado a ella.
Ha venido a buscarme porque he de cumplir una misión muy importante. Dentro de unos meses, cuando su abultado vientre ya no esté hinchado, voy a tener que cuidar de Sara, el bebé que lleva dentro. Y qué puedo decir… una extraña sensación me ha subido por el rizo de algodón que cubre mi espalda. Le hubiese dado un fuerte abrazo de oso. ¿Olerá Sara a nube rosa?

Safe Creative #0901202436461

39 comentarios:

SILVIA dijo...

ardilla.........que decirte¡¡¡
Por momentos te leia y me transporte en un cerrar de ojos, al mundo de bebe de hace unos años no mas, y sera porque mi princesa esta creciendo y se aproximan etapas neuvas que esto me emociona mas aun, y tenes un don mujer¡¡¡
logras siempre sorprenderme y emocionarme¡¡
Un beso enorme

impaledboy dijo...

Gracias por dejar una esperanza en mi blog!
Tiene mucho talento! lo demuestra en esta entrada ^^
Me seguire pasando
AlE

Perlita dijo...

Dios, pero qué bonito!!!

Me dejaste sin palabras.
Sentí el olor a bebé, a mocos, a galletas...
Sentí la oscuridad de la cajita de zapatos, y la alegría de volver a ver la luz.
Darle alma a las cosas es una trabajo.... precioso.

Besotes

Lujo dijo...

Hola Ardilla!

Me ha encantado tu relato...Has conseguido transportarme a un lugar mágico, entre nubes ;).

No sé, cuando te leo me transmites orden, limpieza.........y muuuuucho buen rollo.

Un abrazote ;)

Margot dijo...

Seguirá la niña que fue, siendo nube rosa, cuando su vientre se abrá, y muestre a la luz su dulzura, como fruta madura... la vida continua y caprichosamente se repite... Sara conocerá muchos peluches a lo largo de su vida, pero solo uno será especial, y lo recordará siempre.

Un relato muy sentido lleno de cariño, de ternura...

Gracias por tu visita a mi Cajita. Me gusta tu árbol, desde una cierta distancia del suelo, la vida se hace distinta ¿verdad?

Un fuerte abrazo.

Sinuhe dijo...

Jo, que relato mas tierno. No se si alguna vez he leído algo tan dulce como esto.
Me haces disfrutar de lo lindo cada vez que paso por aquí ardillita. :)

Un besoabrazo para ti.

SHEREZADE dijo...

¡¡Que lindo ardilla!me has emocionado.Tienes un manera muy particular d expresar tus palabras y eso me gusta.
Por cierto hay un regalito en mi casa.
Besos.
Shere

CESAR dijo...

Debo estar muy sensible. Pero hecho de menos poder jugar con algunos de los juguetes que me acompañaron en mi privilegiada, por feliz, infancia, lo que daría por haberlos conservado. Muy bonito, ardilla has llegado muy dentro, solo con roer un poquito,jaja

Ardilla Roja dijo...

Silvia, creo que tu te pareces bastante a mi. Ambas somos de emoción facil jajaja pero eso es bueno.

-------------------------

Alejandro, gracias por tu visita. Es un placer tenerte aqui.

--------------------------

Perlita, la gata bloguera. Gracias por pasarte por estas ramas.

-------------------------------

Lujo: Soy una ardilla muy
maruja y esas cosas se notan aunque una no quiera. Gracias por la visita.

-------------------------------

Bienvenida Margot, es un honor tenerte aquí. La vida desde arriba se ve de otra forma, claro. Desde aquí no se me escapa si alguien tiene la coronilla despoblada jajaa Es broma,claro. Si es cierto que las cosas pueden verse todo lo bonitas que una quiera, pero no veo los ojos de la gente y eso, a se echa de menos. Máxime cuando los ves muchas veces y lees lo que dicen. Pica la curiosidad por verles las caras. Pero creo que todo es compaginable :)

Gracias por tu visita

-------------------------------

Sinhué, tu te enterneces con mis cosas y yo me parto de risa con las tuyas, es un buen equilibrio ese.

Gracias por tu visita y ese besoabrazo. Cógete unas nueces a la salida jajaja

------------------------------

Sherezade, la princesa emocionable y hacedora de premios inmerecidos. Voy a ver que me tienes preparado hoy.

Tu ya eres de casa. Un beso grande.

Ardilla Roja dijo...

Oh Cesar, estaba al otro lado del tronco y no te he visto jajaja

Gracias por ese bonito comentario y por tu visita.

Cardenal Farenas dijo...

Pues Ardillita... hoy te pasaste!! Es tan dulce, tan tierno... tan bien escrito... hermosísimo!!

Cómo te admiro mujer, eres grande!!!

Me encanta venir y soñar con ls historias que nos dejas.

Bendiciones muchas... muchísimas!

Aire de Alhena dijo...

Ardilla,me ha encantado, qué relato más entrañable y dulce.
Al igual que ese osito, serenidad y paz siento al leerte.
Un abrazo con cariño, te felicito.

SHEREZADE dijo...

AMO A VER...PERO NO ME DIGAS QUE ESTOY TONTITA..EJKE LA PRIMAVERA ADELANTADA ME ABRE EL ALMA Y ME DAN GANAS DE REPARTIR AMOR YA QUE DINERO ES OTRO CANTAR.
SOLO ESPERO QUE TE HAYA GUSTADO MI ARDI.
MIL BESOS A TU ALMA.
SHERE

Mercedes dijo...

Ay, perdona, qué despiste. Pensé que ya había añadido tu blog al "viaje". Ahora mismo lo enlazo. Te leo en cuanto vuelva. Voy a salir un momento.
besos.

norma dijo...

Muy dulce, muy emotivo, estoy escribiendo esto con una lagrima que no me deja ver las letras del teclado. Te felicito, gracias por compartirlo, y Felicidades para tí en este día.

Paco dijo...

Bonito relato.
El mundo de los peluches y los bebes una conjunción perfecta.

Un beso de sábado literario

tag dijo...

Si, creo que Sara tambien olerá a nube rosa.

Y espero que tu nos sigas regalando estos relatos tan tiernos. !Que bonito!.

No te conocía Ardilla, pero vendré por aqui a menudo.

Besos

megg dijo...

muy tierno y muy dulce me trasporta buenas vibraciones y me relaja leerte

un saludo un abrazo y un beso entre nubes de colores
meggan

Nancy dijo...

Ardillita, cuánta ternura. Qué bella historia. Cuando anunciaste que sería larga lo pensé dos veces, pero desde la primera frase me atrapó. Felicidades, es un cuento muy hermoso.

Mari Carmen dijo...

Cuánta ternura, qué bonitoooooo :) Es un texto precioso :) Me gusta muchísimo, Ardilla. Gracias por palabras tan lindas :)

Un abrazo

21 gramos de alma dijo...

ardilla soñadora y tierna , que belleza de entrada , no hay nada que me guste mas que los bebes y sus momentos , gracias vida por enseñarnos tu parte mas dulce . un beso de mi alma a la tuya ...tu bosque me tiene embrujada , gracias .

Pantera dijo...

Querida amiga,

Lo primero agradecerte tu paso por mi blog, tras ello decirte que tu relato me ha encantado. Al principio me ha acercado a la sensación que tuve al tener a Alex, mi hijo (ahora ya adolescente) y curiosamente hace unos días también destapamos la caja que contenía aquellos primeros ositos de peluche que le acompañaron durante tanto tiempo y que no sé muy bien porque motivo volvemos a tenerlos cerca, quizás por nostalgia de aquel entonces. En cualquier caso, tu relato me ha llegado al corazón.
Un beso

Ardilla Roja dijo...

Cardenal, tu si que eres grande!!
-------------------------

Norma, otra sensible
-------------------------

Paco es un detalle haberte desplazado hasta aquí

-------------------------

Tagg, ha sido placer compartir esta iniciativa. Vuelve cuando quieras.

-----------------------------

Megg - Tienes un blog muy simpático y seguro que va a ser un Best Seller. Vuelve cuando quieras.

Nancy, Mari Carmen, 21, Pantera... estoy mas roja que mi apellido.

Gracias a tod@s

Ardilla Roja dijo...

Ups! Aire, que no te vi

Shere, ya has visto que lo he puesto como las herraduras, encima de la puerta ;)

Mercedes, otra despistada como yo jajajaja Gracias por esta iniciativa, he pasado un sábado de lo mas entretenido. Que dolor virtual de pies tengo uff

SeaSirens dijo...

Precioso relato para este día, junto a nuestro sábado literario.

Muchos recuerdos...

besos!

Maat dijo...

Ardilla, es la primera vez que visito tu blog y a partir de hoy lo haré con frecuencia. Tu historia es muy dulce y reflejas con mucho cariño el mundo de los bebes y sus peluches. Me ha encantado leerlo.

Un abrazo.

Maat

Llego desde el bog de Mercedes.

El Desván de la Memoria dijo...

Precioso. No sólo has "recogido" el guante que te lancé, sino que lo has hecho con una elegancia exquisita y con un texto realmente hermoso. Tu relato se podría haber titulado también "La vida de la vida"; es muy emotivo y llega muy dentro, como bien muestran los comentarios.
Te felicito. Un abrazo,
Ramón

Serio Y. Pérez dijo...

Me alegro por el oso, ha sido realmente afortunado. Me ha gustado mucho este bonito relato, y el aspecto del blog, que es también muy agradable.

Ardilla Roja dijo...

Sea Sirens: Gracias. Eres muy amable.

------------------------------

Maat, te digo lo mismo. Vuelve cuando te apetezca.

-----------------------------

Ramón - Haces que me ruborice. Creo que no te sobra el tiempo y el hecho de que hayas empleado parte de él en venir aquí, lo considero un verdadero regalo. Muchas gracias.

-----------------------------

Serio Y. Pérez: Afortunada yo por verte aquí. Gracias por tu amable comentario que viniendo de alguien como tú, a quien admiro, lo valoro doblemente.

estela dijo...

precioso. saber cada uno el lugar que ocupa, sin reproches, y estar allí para couando lo necesitan. Ese oso es un autçentico amigo, de los de verdad.

me ha conmovido esa ternura.

un saludo.

XoseAntón dijo...

Ardilla, este no es un relato, es ternura disfrazada de osito de peluche. Genial, me has recordado ese momento cuando con sus manitas te agarran el dedo, me has hecho sentir otra vez oso. Gracias

Carmina dijo...

vaya preciosidad de relato, el peluche que le acompaño en su infancia lo rescata para que acompañe a su hijita que esta por nacer, es de una ternura sin limites esta narracion, me sorprendes cada dia mas, y si te he de ser sincera muy favorablemente

Mercedes dijo...

Hola Ardilla:
Hoy me he pasado por tu blog (no creas que se me había olvidado leer tu relato, es que, como comprenderás, ayer estaba ya "borracha". Cuando volví de tomar un café me encontré el correo a tope y luego, con las sorpresitas que vi por ahí, pues, ya me desbordé.
Tu relato me ha parecido una delicia; ya te lo ha dicho el profe.
Yo creo que él tiene mucho ojo para ver dónde hay buena pluma escondida, por eso te lanzó el guante. Chica, te puedes sentir afortunada; un guante del profe vale un imperio. ¡Quién lo pillara! (el guante, digo, jajjaj).
Un beso de nube rosa y pluma dorada.

Ardilla Roja dijo...

Estela, Xose Antón, Carmina Me hacéis ruborizar. Me alegra mucho que os haya gustado. Este relato lo escribí inspirándome en una de las niñas con las que trabajo.
Siendo bebé se dormía con el oso pegado a su nariz.

--------------------------

Y Merdedes, la culpable de todo jajaja

Si que terminamos un poco "borrachos" todos, pero estas cosas me encantan. Permiten conocer sitios estupendos que de otra forma no sería posible.

Muchas gracias a los cuatro. Un abrazo

Mimí dijo...

Ahhh
Dios mío, Ardillita! Que te sales niña!
M´encantaoooooo
Achuchones!

Feérica 15 dijo...

Me recuerda a mi mantita. De la que me costaba mucho separarme para ir al colegio...
Y cuando volvía y no la encontraba donde la había dejado, un miedo se apoderaba de mí hasta que la encontraba... Fue un lástima que un día, mi madre aprobecho que estaba en clase y la tiró.

Mira lo que hacen tus relatos, que me acuerde de cosas que creía olvidadas.

Un saludo.

mar dijo...

Hoy ha sido mi primera visita y no será la última. Me has emocionado y dos lagrimitas han caido rodando, me has transportado a un lugar muy preciado por mi, mi niñez y ahora la de mis niños.
ENHORABUENA SIGUE ASÍ

Ardilla Roja dijo...

yo no recuerdo haber tenido un objeto preferido para consolarme, Feerica, pero mi madre dijo una vez que la primera noche que dormimos en la tierra que nos acogió cuando emigramos, llamaba a mi abuela y lo mismo ocurría cuando estaba enferma. Al parecer recurría siempre a ella desde que nació mi hermano con el que nos llevamos apenas dos años.

Ahora por mi trabajo veo lo importante que es ese objeto adoptado por los niños. Para unos es un osito, para otros un cojín o un un pañuelo, o como en tu caso lo fue tu mantita.

---------------------

Hola Mar :)
Bienvenida al árbol de Ardilla Roja. Vuelve cuando quieras. Será un placer verte por aquí.

NURIA dijo...

Simplemente un texto precioso!

Hasta me he emocionado, debido a sus palabras llenas de ternura, nostalgia y sentimiento.

Mis felicitaciones por el don que tienes para transformar sueños, pensamientos y recuerdos en palabras. Y por otorgarle el poder cobrar vida cosas como un peluche.

Salvar los bosques, es salvar el clima

Combate la deforestación. Ayuda a Greenpeace

Home (Casa) - una película de Yann Arthus-Bertrand

Aprovechando la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio del 2009 se estrenó el largometraje documental “Home”, una producción que se filmó durante año y medio en 54 países, y que muestra imágenes aéreas de la degradación de la Tierra a causa de la actuación humana sobre el planeta.

Pincha la imagen para ver el vídeo

Planeta Tierra, Siempre

Tal vez ya lo conozcas, pero si no, emplea unos minutos en ver esta maravilla de video, de The Secret Tv. Tendrás la sensación de volar y entenderás por qué es posible que seres de otros mundos visiten nuestro planeta. ¿Acaso no es el mejor sitio para vivir?


Indígenas Aislados

Vídeo narrado por Ana Belén y Oscar Jaenada.

Si quieres apoyar a los pueblos indígenas, colaborar, o ayudarles de algún modo a mantener sus territorios, entra en: Survival International